A través de los comportamientos humanos y orientaciones cognitivas es posible persuadir a las personas en la toma de decisiones a la hora de comprar. A continuación mostramos algunas estrategias psicológicas para presentar una propuesta sólida, más atractiva y persuasiva a sus clientes.

Es importante que sepan que estas estrategias se basan en estudios e investigaciones, esperamos que a través de estas estrategias, logren aumentar el flujo de ventas en el negocio, no todas las estrategias funcionan, tienen que descubrir cuáles son las que mejor se adaptan al tipo de negocio que tengan.

Para comenzar hay que hablar de la táctica de convencer, hay que hacer una oferta irresistible, aquí es importante verse firme en una propuesta y si de esta manera se logra consolidar el negocio, se pueden presentar descuentos y beneficios para que el cliente se sienta más afianzado con el negocio y se vaya satisfecho además por el buen servicio que le ofrecieron.

Otra manera es aplicar la escasez, es decir que de dicho producto hay pocas unidades o que la oferta es validad por un determinado tiempo, ante esto la mente del ser humano hace que aprecié más las cosas cuando está a punto de perderlas, el objetivo aquí es que aquella decisión se debe tomar rápido antes de perder la oportunidad de conseguir el producto u oferta. 

Una de las armas fundamentales de persuasión es la reciprocidad, este es un mecanismo fundamental para vender, entre más valor, empeño y atención se le preste a un cliente así mismo ellos valoran esas cualidades y responden ante el negocio, cerrar una venta será mucho más fácil.

Los precios señuelo son una de las estrategias que más atrae clientes a un negocio, consiste en que una oferta o producto tiene cierto precio, por lo tanto la estrategia acá está en acompañar con una opción de mayor valor y una de menor valor para hacerla más atractiva a los ojos del cliente, cada uno con diferentes beneficios, es una estrategia que hará escoger a los clientes en su mayoría la opción del medio, según estudios y experimentos que se han realizado.

La estrategia que mencionamos a continuación aplica para aquellos negocios grandes y donde se concentre una gran cantidad de clientes. La música, varios estudios han demostrado que los consumidores pasan más tiempo en un establecimiento y compran más cuando hay música en el local, por medio de un ritmo rápido hace que favorezca las compras rápidas y en caso contrario en los momentos de poca afluencia se usa música tranquila suave y lenta con el objetivo de alargar la estancia de los consumidores. 

Un tip adicional de este truco, Joe Lamond, CEO de la Asociación Nacional de los Comerciantes de Música, en Estados Unidos, dice que “Los estudios demuestran que la música mejora el desempeño en el lugar de trabajo al reducir el estrés y la depresión de los empleados, disminuyendo la rotación del personal y ahorrándole altos costos a las compañías”. 

La interacción con el cliente es una estrategia muy importante y más hoy en día con la tecnología que existe, cuando un cliente se siente acompañado, cuanto más específica y personalizada sea la experiencia que viva el cliente, el negocio más notable será para él, a través de los diferentes canales de atención permiten gestionar datos e información clave del cliente y así presentarle de manera automática propuestas completamente personalizadas, se muestran estrategias para persuadir al cliente de manera más efectiva.

Usar precios psicológicos según pruebas de marketing ratifican que usarlos hacen que se venda más, estos precios son aquellos que vemos en por ejemplo un supermercado acabados en 5, 7 o 9, captan más fácilmente la atención del consumidor, hacen que se dificulte hacer comparaciones y hacen creer que son más económicos que los precios redondos. Gracias al anclaje, otra destreza inevitable por el cual se tiende a fijarse en el comienzo del número y anclar el precio a él.

Para finalizar traemos la expectativa y sorpresa, esta estrategia hace que el cliente se interese más y crea la curiosidad hasta el punto de sentir deseo por conocer el producto o la propuesta que se tiene, por otro lado el factor sorpresa en E-commerce sirve para atraer la atención del usuario, establece una conexión con él, fideliza al cliente y hace que permanezca en la mente del consumidor.